• Sep : 29 : 2016 - Reiki: ¿terapia, magia o religión?
  • Sep : 25 : 2016 - Niños Índigo: ¿teoría científica o esotérica?
  • Sep : 24 : 2016 - ¿Quién fue Osho? La verdad sobre el gurú Rajneesh.
  • Sep : 24 : 2016 - ¿Qué son los Registros Akáshicos?
  • Sep : 24 : 2016 - ¡Dios es coreano! La Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial.

Desde nuestro portal en internet pretendemos brindar información sobre sectas, entendemos que la información es una de las más eficaces medidas de prevención en salud mental y en lo relacionado al fenómeno de las sectas, no es la excepción.

Definir qué es una secta es un problema, de hecho así se lo conoce dentro del ámbito de los que nos hemos dedicado a la investigación y el estudio de este fenómeno. Pero no por el hecho de que sea problemático y hasta controversial definir qué es una secta vamos a dejar de hacerlo, de hecho entendemos que definir lo que para Info Sectas es una secta, es importante a fin de que se sepa de qué hablamos cuando hablamos de sectas.

No vamos a hacer un recorrido histórico por el concepto de “secta”, ni un análisis de cada una de las definiciones que a lo largo de los años han sido causa de debates interminables, debates de los cuales sólo han salido beneficiadas las sectas, ya que “a río revuelto, ganancia de pescadores” y en el río que revuelven los especialistas de la materia, pescan adeptos cómodamente las sectas.

El fenómeno sectario es un fenómeno fronterizo, lo es en el sentido de que no es abarcable por una sola disciplina ni por un solo marco teórico, entendemos que es desde la interdisciplina desde donde mejor de lo aborda y que de las miradas siempre complementarias de disciplinas como: la Sociología, la Historia, la Lingüística, la Filosofía, la Teología, la Psicología y la Psiquiatría, es desde donde se alcanza una mejor comprensión del tema, comprensión que nunca será completa dado que el fenómeno sectario está siempre en constante cambio, mutación, transformación.

A cada una de las disciplinas mencionadas más arriba le corresponde su propia definición de secta, citarlas aquí no tendría mucho sentido, están disponibles en internet y los numerosos libros que hay sobre el tema.

Nosotros vamos a tomar para hacer una primera aproximación conceptual la definición de la Dra. Margaret Singer, la Dra. Singer decía: “prefiero hablar de ‘relaciones sectarias’ para significar de manera más precisa los procesos en interacciones que se dan dentro de una secta. Una relación sectaria es aquella en la que una persona induce intencionalmente a otras a volverse totalmente dependientes de ella respecto de casi todas la decisiones importantes de la vida e inculca en sus seguidores la creencia de que posee algún don, talento o conocimiento  especial”. Singer también sostiene que el “rótulo secta” refiere a tres factores: a) el origen del grupo y el rol del líder, b) la estructura o relación de poder del líder y sus seguidores y c) la utilización de un programa coordinado de manipulación psicológica o lo que popularmente se conoce como “lavado de cerebro”.

Esta definición nos parece muy acertada y con el paso de los años, si bien surgen aportes, a nuestro entender no ha sido superada, pasemos a analizarla brevemente.

Singer abandona el viejo concepto de “secta” entendido como “grupo”, “colectivo” o “comunidad” y ubica el fenómeno en el terreno de lo vincular al hablar de “relaciones sectarias”. De este modo entendemos el fenómeno sectario como la perversión de un vínculo, de una relación en la cual se pasa a marcar claramente una asimetría que da paso a la manipulación.

“Relaciones sectarias” encontramos en el ámbito terapéutico con interminables tratamientos que muchas veces llegan a ser intrusivos. Esto no sólo sucede en el ámbito de las terapias convencionales, sino también y en un porcentaje altísimo según estudios de la Universidad Autónoma de Madrid, en las llamadas “terapias alternativas new age”, que no solamente carecen de todo aval científico, sino que en su inmensa mayoría no son llevadas adelante por profesionales idóneos en el rol terapéutico.

Pero también encontramos “relaciones sectarias” en el ámbito de las parejas, muchas veces la violencia de género está basada en una “relación sectaria” entendida como la entiende Singer.

En el ámbito laboral también podemos encontrar este tipo de relaciones en las que se despliega la manipulación y la violencia psicológica.

Despoja completamente al fenómeno sectario de toda connotación doctrinal, dogmática, religiosa o espiritual. Generalmente se tiende a ubicar el fenómeno sectario en el terreno del fenómeno religioso o como una expresión perversa y desviada de las religiones o espiritualidades. Este ha sido históricamente un grave error. Es errado en primer lugar porque la gran mayoría de las sectas hoy no se presentan como entidades religiosas, suelen presentarse como ONG, asociaciones culturales, grupos de rehabilitación de adictos, empresas que venden “mágicos” batidos nutricionales, etc y la más actual y preocupante expresión del fenómeno sectario hoy: las terapias alterativas new age. Sin dudas hay una intersección, una zona de contacto entre ambos fenómenos, pero si lo pretendemos comprender solamente como una manifestación pervertida del hecho religioso ¿qué pasa con aquellos grupos que se presentan como empresas y reclutan clientes que luego terminan siendo adeptos? En un documental o cámara oculta realizada en España a la secta de los Raelianos (disponible en YouTube), Claude Vorilhon o más conocido como “Rael”, el fundador y líder de la secta dice: “es muy difícil ser una secta cuando no creemos en Dios ni creemos en el alma, es muy difícil ser una secta en éstas condiciones.” En segundo lugar es también errado dado que muchos grupos sectarios que sí son grupos que se presentan como religiosos, utilizan este hecho como un parapeto, argumentando que son víctimas de una persecución religiosa llevada a cabo por la mayoría religiosa dominante.

Singer refiere el término secta al rol del líder, y la estructura de poder interna. Tratándose de grupos (hoy en día no necesariamente comunidades de vida, alcanza con “grupos virtuales”), lo cierto es que las sectas son grupos con una fuerte estructura piramidal en el vértice de esa pirámide está el líder/Maestro/Gurú, que en su condición de “iluminado” gobierna tiránicamente a sus adeptos.

Un punto que es central: la utilización de un programa coordinado de manipulación psicológica o lo que se conoce como procesos de reforma del pensamiento o “lavado de cerebro”. La manipulación que utilizan las sectas llevan al sujeto a la condición de objeto/adepto, es conducido sin su consentimiento por un camino que de haberlo sabido de antemano no lo hubiera transitado, los mecanismos de influenciamiento psicológicos son complejos de explicar, todos somos objeto de influenciamiento un ejemplo es la propaganda, pero siempre el consumidor conserva la libertad de elegir qué consumir. En el caso de las sectas los complejos mecanismos de influenciamiento están puestos al servicio del reclutamiento y la captación de nuevos adeptos, son programas coordinados, orquestados a tal fin y con el fin de que la persona vaya lenta y paulatinamente perdiendo su libertad. Sin dudas hay una gran gama de matices en esto que van desde aquellos que ingresan al “consultorio” de un terapeuta “new age” y se someten a “decodificar su ADN” para descubrir lo que ellos son “en esencia”, hasta los que fanáticamente son conducidos a la muerte en suicidios colectivos o en atentados terroristas.

Sin dudas el lector es capaz de reconocer ese límite ético que existe entre el influenciamiento y la manipulación.

Nosotros entendemos que acá está el punto nodal, cuando estamos frente a procesos de reforma del pensamiento, procesos coordinados de manipulación y violencia psicológica, estamos frente a relaciones sectarias y por ende frente al fenómeno sectario.

No importará tanto el contenido del sistema de creencias del grupo cuando se da en contexto grupal, ni tampoco importará lo delirante del novedoso método terapéutico que se ofrezca, como tampoco importará la “filosofía” que se pretenda enseñar ni los escondidos secretos que se busque revelar. Lo importante es la vulneración de los derechos de las personas, las libertades personales que quedan limitadas o anuladas, la violencia psicológica a la que son sometidas, el daño que esto causa a nivel de la salud personal, de las relaciones familiares que se fracturan y del daño social que generan.

La inmensa mayoría de las víctimas de sectas son personas que estando en una búsqueda espiritual se encuentran con perversos estafadores, o se trata de personas que buscando alivio a su sufrimiento llegan a esa nueva terapia que lo cura todo y muchas veces terminan en la muerte, otros en su búsqueda de nuevas oportunidades laborales ingresan a empresas que les prometen ganar más trabajando menos. Personas idealistas, inteligentes, necesitadas de ayuda en momentos difíciles acaban muchas veces en la ruina.

Comments are closed.

Videos Destacados

¿Qué es una secta?

Posted on Ene - 19 - 2017

Comentarios desactivados en ¿Qué es una secta?

¿QUÉ ES UNA SECTA?

Posted on Nov - 15 - 2016

Comentarios desactivados en ¿QUÉ ES UNA SECTA?

Reiki: ¿terapia, magia o...

Posted on Sep - 29 - 2016

Comentarios desactivados en Reiki: ¿terapia, magia o religión?

Segundo Simposio de “Yoga...

Posted on Sep - 27 - 2016

0 Comment

Niños Índigo: ¿teoría científica...

Posted on Sep - 25 - 2016

Comentarios desactivados en Niños Índigo: ¿teoría científica o esotérica?

Sectas y pseudoterapias en...

Posted on Sep - 23 - 2016

Comentarios desactivados en Sectas y pseudoterapias en Uruguay: ¿Cómo discernir?

¿Quién fue Osho? La...

Posted on Sep - 24 - 2016

0 Comment

El lado oscuro del...

Posted on Sep - 23 - 2016

Comentarios desactivados en El lado oscuro del proyecto Yoga y Meditación Udelar

Niños Índigo: ¿teoría científica...

Posted on Sep - 25 - 2016

Comentarios desactivados en Niños Índigo: ¿teoría científica o esotérica?

Hare Krishna: ¿Quiénes son?

Posted on Sep - 24 - 2016

0 Comment

Twitter updates

No public Twitter messages.

Sponsors